Casi una década después de haberla estrenado, la compañia “La Guindalera” vuelve a poner en escena “El Curandero”, esta curiosa obra de Brian Friel que posee características propias de la literatura del mismo: un cambio radical al que deben enfrentarse los personajes, y que sirve como disparadero de la acción; una interpretación de la realidad de esos personajes a través de la evocación y un elogio de la ternura para intentar comprender esa realidad.

El espectáculo está articulado en torno a sendos monólogos de un curandero ambulante llamado Francis Hardy, interpretado por Bruno Lastra.

La obra se ha estrenado en Los Teatros del Canal y tiene prevista una gira durante este año.